Arte escrita. Reseña Ars longa